Exempleado de banca acusado

El exempleado de banca acusado de tramar un atraco se enfrenta a 5 años de cárcel

En este procedimiento, el despacho Prada Moral Abogados asumió la defensa del acusado, obteniendo como resultado la libre absolución del mismo.

Notícia publicada en el diario La Opinión de Zamora, día 26 de Marzo del 2015.

La Fiscalía y la entidad financiera le imputan estafa o robo, por "dejar abierta la puerta de la caja fuerte" y alertar a los ladrones con las luces.

Incumplió las medidas de seguridad elementales para evitar un atraco: abrir la caja fuerte mientras la puerta de acceso a la oficina permanece con acceso al público, máxime si se está solo en la sucursal. Así lo reconoce el Tribunal Supremo, que en julio pasado dio por bueno el despido del administrativo de la sucursal de Caja Rural de Santibáñez de Vidriales por tal negligencia, recordó el abogado de la entidad financiera. Esa fue la principal causa de que un supuesto atracador entrara en la entidad el 20 de mayo de 2013, día de La Hiniesta, y se llevara de la caja fuerte los 108.590 euros que contenía.

La Fiscalía Provincial se adhirió ayer a la acusación particular, que representa a la Caja, para exigir a la Audiencia Provincial que se condene a 5 años de prisión al extrabajador por "tramar un atraco" para estafar a la Caja y quedarse con el dinero, con la agravante de abuso de confianza. Además de devolver el dinero, se pide que se le imponga multa de 3.600 euros. Pero si los magistrados estiman que es imposible demostrar este delito, solicitan que se le castigue con 3 años de prisión por robo, con la aplicación de la misma agravante, bien como autor o como cooperador imprescindible. El habría facilitado la información, las llaves y la clave de la caja fuerte a quien o quienes hubieran materializado la sustracción del dinero, sostuvo el letrado, Santiago Rubio.

La fiscal y la acusación particular subrayaron que el exadministrativo, de iniciales N.L.A.G., se dirigió incluso hasta en cuatro ocasiones a la puerta de acceso a la oficina, donde había un hombre merodeando después de que se hubiera ido el director de la Caja y él se quedara solo. En las imágenes se le observa también encendiendo y apagando las luces de la entidad hasta cuatro veces, acción que el procesado achacó a que "tenemos cinco interruptores" y "es un acto mecánico". Las cámaras de seguridad le captaron entrando y saliendo, si bien adujo que lo hizo porque eran las 13.40 horas y creyó que el hombre que esperaba fuera podía ser cliente que iba a hacer alguna operación a última hora. En su lugar, "sacó una pistola" y le obligó a entrar. En las imágenes aparece el imputado al pie de la caja fuerte, "metiendo y sacando, manipulando algo" que no es posible observar porque "colocó su mano" entre su frente y la caja, gesticuló uno de los guardias civiles que las visionó. El abogado de la acusación no dudó en afirmar que "introdujo" dinero en la cazadora que llevaba puesta y que en siguientes secuencias ya no tiene puesta, "aparece en manga corta".

La defensa pidió la absolución "por piedad y por justicia" para su cliente, "que perdió el trabajo y solo veló por la caja" al atender a un cliente fuera de horario. Incluso llegó a afirmar que podría haber sido "cualquier empleado" el que se hubiera compinchado con los atracadores, si es que las tesis de la acusación fueran ciertas, extrañado porque la causa se archivó en su día, la Fiscalía retiró la acusación y volvió a presentarse hace unos meses. Cuestionó la validez de las imágenes de las cámaras de seguridad proporcionadas por la Caja, que estaban "sesgadas", agregó.